La Ceci comparte

Cuando llega un nuevo miembro a la familia

Hace tiempo quería escribir este artículo pero por algunos motivos (por mis dos motivos que ustedes ya conocen) no había podido pero ahí va! Como muchos ya saben soy mamá de dos hermosas terremotillos que se llevan apenas 1 año y 9 meses #tenlosseguidosdecian y la verdad que no es nada fácil pa que mentirles, el hecho de que se lleven tan poco trae consigo miles de situaciones que nosotras como mamitas debemos aprender a manejar pero obviamente mientras vamos aprendiendo pueden haber episodios paras los que ni Mr. Santa Paciencia estará preparado así que ajústate bien los cinturones si estás pensando tener otro baby.

La verdad mi segunda bebe me agarró de sorpresa #laprimeratambien porque se supone que estaba tomando todas las medidas de prevención pero bueno soy fiel creyente de la frase "las cosas pasan por algo" y de verdad así lo creo nada es casualidad y todo tiene una razón. Pero bueno el tema vas más por el lado de que yo recién sentía que estaba llevando el timón del barco ya casi casi sentía que me convertía en la #supermom, Cayetana ya estaba empezando a dormir de corrido, habíamos logrado un destete respetuoso, como familia nos estábamos organizando cada vez mejor, yo ya estaba trabajando fuera de casa y todo parecía que estaba tomando forma hasta que... de pronto pase del amor al odio con mi café mañanero, me sentía súper embotada, vomité un par de veces y pensé que el estrés del día a día estaba agravando mi gastritis, pero ya todos saben que esa supuesta gastritis tendría pronto nombre y apellido jajaja.

Debo confesarles que mi segundo embarazo me dio más miedo, es natural sentir miedo a lo desconocido aunque esto más bien era conocido pero podía sonar mas terrorífico jaja no sabía si iba a poder estar a la altura, si bien soy una persona bastante comprometida, es decir, si debo cumplir con algo lo hago y lo asumo con muchísima responsabilidad también soy una persona muy emotiva y la sensibilidad a veces me juega en contra. Cada vez que me ponía a pensar que ahora me tocaba ser responsable de no una sino de dos personitas me invadían muchas inseguridades y ahí vienen las típicas preguntas: ¿Dejaré de lado a mi primer hijo? ¿Podré darle la atención que necesita el más pequeño? ¿Disfrutare de mis dos hijos por igual? ¿Como sera mi vida ahora con mi pareja? ¿Podré seguir trabajando?. Y estas son solo algunas de las mil preguntas que puedes llegar a tener cuando te enteras que estás por tener a otro hijo.

 Mi primer consejo es que te la creas de arranque! de que puedes hacerlo? CLARO QUE PUEDES HACERLO! eres una #supermom siempre, también cuando pierdes la paciencia o lloras de cansancio, si puedes con uno no te preocupes que con dos ya estas más entrenada. No te sientas culpable de nada mamita querida, te digo por experiencia la culpa te puede invadir pensando que ya no será lo mismo con tu hijo mayor, tal vez le cueste entender que está llegando una nueva personita a ser parte de la familia, pero para eso estas tú para fortalecer siempre la unión entre ellos y te aseguro que con el tiempo te agradecerán que les haya dado un hermano. Si hay algo que sucederá inevitablemente es que el más pequeñito demandará más atención por lo menos en los primeros meses, así que lo mejor que puedes hacer es fortalecer mucho el vinculo con su papito, que sienta que con papá está tan bien y seguro como con mamá, en mi caso esto ya paso al extremo Cayetana tiene papitis aguditis crónica jajaja es hasta su abogada en la casa! pero bueno mamita siempre será mamita jiji. Lo que sí puedes hacer es encontrar un momento que sea solo para tu hijo mayor, una actividad que pueda hacer solo contigo de verdad que eso ayudará mucho en este proceso.

Los primeros meses seguro habrá caos en la casa, no te exijas no te sobrecargues, prioriza las cosas que deban hacerse si o si y que no sea problema si un día no pudiste con todo, recuerda siempre que lo más importante es que tú estés bien emocionalmente para seguir a cargo de todo así que si necesitas ir al parque a darte un respiro, pídele a alguien que te cuide a los bebes aunque sea 10 minutos y SAL, si no tienes a nadie agarra a tus hijos y sal a dar una vuelta, relaja tu mente y llénate de buena energía, ellos estarán bien si tú estás bien. Se que al comienzo puede resultar difícil hacer todo con los dos pero poco a poco irás manejándolo mejor, busca actividades en los que los dos puedan tener protagonismo así sea de distintas formas, de que vas a tener que meter más esfuerzo y todo el punche seguro que sí pero todo esto tendrá recompensas diarias... un doble beso, un doble "mamá te amo", un doble abrazo, un doble de todo para siempre.

Las cosas con tu pareja seguro cambiarán, tendrán menos tiempo para ustedes y los episodios con alto nivel de estrés pueden aumentar, lo más importante es que siempre se respeten y tengan presente que así como ustedes están aprendiendo a manejar esta situación los papitos también, si con un hijo ya estaban al borde del abismo imagínense con dos jaja familia siempre debe ser equipo así que repártanse las funciones, nunca desmerezcan el trabajo que haga el otro, aplaúdanse entre los dos, sean ejemplo para sus hijos ellos están aprendiendo del mundo por ustedes. Si es posible busquen siempre un momento que sea solo para ustedes, no se vayan a dormir sin haber conversado por lo menos un rato y no hablen solo de los bebes hablen de ustedes. 

Bueno para despedirme pedirles que se llenen de paciencia sobre todo en los conciertos de llantos que ahora aumentarán su intensidad jajaja, mucha tolerancia con sus pequeñitos recuerden que ellos merecen siempre una crianza responsable y muy respetuosa. Lo de #supermom es una expresión recuerda que poderes mágicos no tienes así que si algo hoy no sale bien no te achicopales que seguro mañana saldrá mejor!.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: